Consejos

EL IRRESISTIBLE ENCANTO DE UNA COCINA DE MADERA

Cada vez más apreciada por su calidez atemporal, la madera permite configurar cocinas en diferentes estilos sin renunciar a las mejores prestaciones.

Durante años destinada a ambientes de estilo rústico, la cocina de madera gana espacio en propuestas que abarcan todos los espectros, desde el diseño urbano al carácter minimalista. Además, gracias a sus increíbles prestaciones, los materiales con los que se fabrican los muebles y encimeras Roca, aportan un plus de durabilidad y facilidad de mantenimiento emulando los materiales naturales gracias a sus vetas irregulares y sus detalles de extraordinario tacto e impacto visual. Alta resistencia a condiciones extremas de calor o humedad y nula porosidad para asegurar máximas condiciones de higiene son algunas de sus ventajas. Del estilo nórdico al rústico, pasando por el clásico, cualquier interiorismo se rinde ante el material más noble, situado hoy por hoy en el primer plano de las tendencias.

Cocina nórdica, el impacto de la luz

Concebido para celebrar la luz natural, el estilo nórdico propone cocinas de madera en sus tonalidades más claras. De gran sutileza en las líneas y depurados contornos, sus propuestas resultan ideales con los laminados texturizados. En el catálogo de Roca Cocinas, los muebles en Roble Natural o en Castaño Claro aportan la veta natural del árbol y contribuyen a crear una atmósfera muy acogedora. La configuración puede complementarse con una encimera estructurada en Blanco Polar y, para un efecto visual más diáfano, nada mejor que los tiradores en gola para los cajones.

La madera triunfa en cocinas clásicas

A prueba de tendencias y modas pasajeras, las cocinas clásicas atraen encuentros en torno a los fogones y evocan las mejores recetas familiares. El laminado enmarcado con su característico recuadro en relieve es el acabado idóneo para diseños que destacan en diferentes tonalidades. En Roble Marcato o en Roble Natural Veta se pueden configurar muebles atemporales de gran personalidad. También en madera, pero combinando con colores como el Roble Catania Marrón Gris, la encimera puede aportar el toque de sobriedad que se espera de un clásico. Y si se buscan tiradores con un efecto retro, los rectangulares en Negro pueden ser una buena opción.

La esencia natural de una cocina rústica

La frescura otoñal, los colores terrosos, el olor a café recién molido… Las sensaciones que transmite la vida rural quedan reflejadas en cocinas rústicas que se atreven a combinar diferentes tipos de madera, tanto en mobiliario como en encimeras. El laminado texturizado ofrece toda su profundidad en Roble Alba Marrón o en Roble Marrón Oscuro para configurar muebles de cocina que evocan la naturaleza. Con una encimera Vintage Roble o Roble Sepia, la propuesta cobra más fuerza si se complementa con tiradores en Marrón Antiguo con acabado oxidado.