Reforma de cocina

TRES IDEAS PARA CONFIGURAR UNA ISLA DE COCINA PERFECTA

La cocina con isla amplía la superficie de trabajo e integra soluciones de almacenaje para ganar en comodidad sin renunciar al estilo.

Testigo de una buena charla alrededor de los fogones o de un instante de merecida desconexión, la isla de cocina es mucho más que un mueble. Es una pieza multifuncional que puede albergar el fregadero, servir de almacenamiento o complementar la encimera multiplicando el espacio de trabajo. Atractiva e integradora esta opción no es exclusiva para ambientes de amplias dimensiones sino que se adapta a las necesidades y características particulares de cada hogar. Área de trabajo  principal, protagonista de la zona de lavado o marco perfecto para los fuegos… Cualquiera que sea tu opción preferida, en todas podrás disponer de espacio para el almacenaje en armarios de fácil apertura con bisagras y herrajes de gran durabilidad y estantes abiertos para ubicar rápidamente los recipientes y enseres más utilizados. Lacados, laminados o de cristal orgánico, los acabados del mobiliario Roca presentan una superficie no porosa que impide la acumulación de humedades facilitando las labores de higiene y limpieza. Ríndete ante múltiples propuestas de diseño y elige entre estas tres ideas la que mejor se adapte a tu reforma de cocina.

Isla con zona de aguas

En la delimitación de las diferentes áreas de la cocina, la isla con fregadero aporta un gran potencial creativo que aúna practicidad y estilo. En cuarzo, gres o acero inoxidable, los fregaderos Roca ofrecen una amplia gama de configuraciones y complementos para el diseño de una impactante cocina moderna.

Isla con zona de cocción

Perfecta para apasionados del arte culinario, una isla de cocina exclusiva para las placas de cocción merece especial cuidado en los detalles. Su configuración comienza por decidir el acabado de la superficie. Con vetas que imitan la madera, estructuradas como los materiales de construcción o lisas en tonos de gran intensidad, las encimeras Roca son extraordinariamente resistentes al calor y a los impactos, ideales para una actividad intensa.

Isla con zona de trabajo

Un espacio para preparar los ingredientes o apoyar el ordenador mientras cocinas. La isla como extensión de la encimera es una tendencia que se impone por la facilidad que ofrece para la elaboración de alimentos manteniendo una cómoda distancia de las placas y del fregadero. Fabricadas en madera aglomerada de alta presión (HPL), las encimeras Roca cuentan con una superficie no porosa que impide la acumulación de humedades y bacterias. Un factor determinante para manipular la comida con seguridad y en condiciones altamente higiénicas. Además, su alta resistencia a impactos y manchas facilita la limpieza, manteniendo su acabado y prestaciones, incluso con productos corrosivos.