Consejos

RIMLESS, NUNCA HABÍA SIDO TAN FÁCIL LIMPIAR EL INODORO

Con los nuevos modelos Rimless, Roca encuentra la clave para que la limpieza del baño sea más fácil y agradable.

Si la higiene en el baño es sinónimo de bienestar y salud, todo aquello que nos ayuda a limpiar el inodoro también contribuye a hacer de nuestro hogar un lugar más seguro para nosotros y para los que más queremos. Diversas tecnologías han contribuido durante las últimas décadas a facilitar esta tarea a través de sistemas de descarga más potentes y eficientes y, hoy en día, el diseño se une para una experiencia aún más práctica y funcional.

Al eliminar la brida de la taza, las paredes internas de los inodoros Rimless Roca son completamente uniformes para facilitar una limpieza más rápida, sencilla y profunda.

Fácil limpieza

Para tener la certeza de que nuestro váter está completamente limpio, algunos inodoros Roca incorporan Rimless, que elimina la brida interior de la taza. Así, el conducto por el que tradicionalmente circulaba el agua desaparece para dar paso a paredes internas lisas, uniformes, sin ángulos ni huecos donde pueda ocultarse y acumularse la suciedad. Este nuevo diseño simplifica al máximo las tareas de limpieza ya que basta con pasar una bayeta por el interior de la taza para mantener el inodoro limpio y evitar que se acumulen la cal y las bacterias.

Descarga efectiva

Para asegurar que el innovador diseño Rimless no interfiere con la efectividad de la descarga de agua, la última generación de inodoros Roca impulsa el agua con mayor potencia, consiguiendo que se alcance de manera homogénea y precisa la totalidad de su diámetro, incluso por encima de los estándares exigidos por la Unión Europea. Además, los inodoros Rimless cuentan con un ligero reborde en la parte superior para evitar riesgo de salpicaduras, impidiendo que el agua sobrepase los límites de la porcelana.

Con los modelos Rimless ganas en salud, seguridad e higiene para todos en casa. Al simplificarse extraordinariamente la limpieza del inodoro, el contacto con el interior de la taza es mínimo y, además, la fuerza con la que se descarga el agua pasa a tener un papel fundamental.