Consejos

¿PASIÓN POR LO RETRO? CREA TU PROPIA COCINA VINTAGE

Materiales y detalles para dar forma a una cocina antigua con la que viajar en el tiempo.

Recetas que se preparaban sin prisa, platos tradicionales e historias familiares alrededor del calor de los fogones… Una cocina vintage no solo puede llegar a ser una máquina del tiempo en la que recordar instantes únicos, sino un espacio de estilo infalible que nunca pasará de moda. La madera en los muebles, las encimeras de mármol, los utensilios colgados y a la vista, los cajones con tiradores metálicos, los azulejos en las paredes… Hoy, gracias a innovadores materiales que aseguran mayor durabilidad, resistencia y facilidad de limpieza, los elementos de una cocina clásica se reinventan para configurar evocadoras cocinas retro con las prestaciones más modernas.

La madera, un material infalible

Fundamental para vestir una cocina acogedora y cálida, la nobleza de la madera se deja ver en los laminados texturizados Roca que han conseguido emular las características vetas de los robles y castaños. Combinados con tiradores negros rectangulares, estos muebles se inspiran en la tradición sin renunciar a modernas prestaciones como la superficie de nula porosidad que garantiza una máxima higiene o el cierre amortiguado en los cajones. Finalmente, una encimera estructurada en Hormigón Natural aportará un contraste al diseño con su original textura que emula la piedra. El resultado es una cocina antigua con innovadores materiales en la que el encanto no está reñido con la absoluta practicidad.

El triunfo del blanco

Una cocina clásica en blanco es, sin duda, una elección infalible porque este color permite configurar espacios más diáfanos. En reformas que se propongan abrir este espacio al salón, el laminado en Blanco Polar puede ser una buena idea porque se consigue mayor sensación de amplitud sin renunciar al concepto vintage. Elementos propios de las cocinas antiguas como las repisas abiertas para tener a mano algunos utensilios se reinventan para complementarse, además, con luces LED que aporten luz y también pongan en valor los objetos.

Detalles retro

Quienes prefieren algunos elementos puntuales para dotar a la cocina de un aire vintage pueden decidirse por puertas en laminado enmarcado que evocan molduras de otras épocas. Otro detalle para conseguir un efecto retro es la superficie del mobiliario. La encimera estructurada en acabado Tessina es una clara alusión al mármol, pero con las ventajas y la resistencia de la madera aglomerada de alta presión (HPL) con la que se fabrican las encimeras Roca. Un material de nula toxicidad que puede estar en contacto directo con los alimentos y que además soporta recipientes calientes de hasta 180º sin deformarse.

 

Porque no hay nada más cálido y acogedor que una cocina vintage, decídete por diseños personalizados con materiales y acabados increíblemente evocadores sin renunciar a las prestaciones que hagan fácil tu día a día.