Inspiración

BAÑO PARA NIÑOS, UN LUGAR PARA LA MAGIA

Inodoros infantiles o bañeras con asas para cuidar de los más peques de la casa

Porque con su llegada transforman nuestra vida para siempre, crear un baño para niños se hace imprescindible para acoger al nuevo miembro de la familia. Y porque su seguridad es nuestra tranquilidad, contar con productos que ayuden a protegerlos nos permitirá disfrutar de la increíble experiencia de crecer juntos. Al reformar el baño, descubrid cómo un WC infantil o un plato de ducha de resina pueden no solo liberaros de preocupaciones, sino también respaldaros en el apasionante camino que solo acaba de empezar…

Inodoro Happening

Especialmente diseñados para los más pequeños, los inodoros infantiles Happening son más compactos para adaptarse a su estatura y darles confianza en su particular viaje hacia la autonomía. Podréis personalizar este WC para niños con un asiento en color amarillo y hacer de sus primeros logros un divertido juego.

Plato de ducha Aquos

Cuando comienzan a andar, la acentuada propiedad antideslizante de Stonex® puede ser vuestra gran aliada para que los niños empiecen a bañarse solos. Comprobad cómo la agradable textura de los platos de ducha Aquos no solo los animará a descubrir por sí mismos, sin miedo a las caídas, sino que transformará el instante del baño infantil en una auténtica fiesta.

Bañera con asas Lun

Si vuestro objetivo es decorar un baño para niños, elegir bañeras con asas es apostar por la máxima seguridad cuando llega la hora del aseo personal. Desplegad vuestro instinto de protección invitando al pequeño a sujetarse con firmeza y reafirmad el baño como una rutina que compartir en familia.

Grifería de ducha termostática T-500

Y en ese momento clave en el que empiezan a bañarse solos, evitar los cambios bruscos entre agua fría y caliente puede ser decisivo para que les encante ser independientes. La colección T-500 no solo les entregará al instante la temperatura que desean, sino que evitará las quemaduras al contacto con el metal gracias a que los grifos de ducha nunca se sobrecalentarán ni superarán por defecto los 38º.