Inspiración

AZULEJOS IMITACIÓN MÁRMOL: UN TOQUE RETRO PARA REVESTIMIENTOS Y PAVIMENTOS

Las baldosas efecto mármol aportan personalidad y calidez a cualquier espacio, en un juego de reminiscencias vintage.

Entre el clasicismo y el art decó, entre los majestuosos salones barrocos y la sencillez minimalista, la piedra pulida regresa en azulejos imitación mármol que dan forma a carismáticos interiores de estilos diversos. Desde la veta monocolor a las iridiscencias en azufre o cobalto, el porcelánico emula los prodigios de la naturaleza en baldosas de gran practicidad. Y es que el porcelánico nos permite disfrutar de prestaciones del siglo XXI en propuestas atemporales para transformar cualquier espacio con opciones extraordinariamente resistentes en grandes tamaños. Desde los blancos, refinados y asépticos, pasando por los azules, que conectan con la energía de la naturaleza, hasta llegar a los negros intensos. Déjate sorprender por un ejercicio de sofisticación y carácter.

Clasicismo en tonos claros

Las baldosas efecto mármol son una garantía de sofisticación que consigue su  efecto más luminoso en tonos claros. Así, propuestas como el Marmore Parana, el Boheme Blanco, el Calacata Gold e incluso, el Renoir Gold, evocan los grandes salones clásicos, diáfanos y radiantes, e invitan a decorar con mobiliario macizo y composiciones simétricas. Los diseños en los que se articulan la madera y el metal son ideales para estos oasis blancos convertidos en verdaderas fuentes de bienestar.

Naturaleza en color

Los espíritus más vanguardistas y atrevidos preferirán arriesgar con propuestas coloridas que reconectan con la naturaleza. Los azules con vetas marrones del Marble Nouveau y los grises con estrías del Hangar Ciment son buenos ejemplos del efecto “bosque” que generan los espacios reformados con azulejos imitación mármol tan sofisticados como estos. El color propone una inyección de energía vital, que se puede combinar fácilmente con una decoración industrial pero no por eso menos acogedora. Los muebles estilo Bauhaus y las grandes lámparas metálicas son ideales para la composición de espacios con azulejos efecto mármol en tonos azules y grises. Y, si prefieres dar un toque más cálido, puedes combinar estas baldosas con muebles rústicos en un giro boho chic.

Tonos oscuros para regresar al Mid Century

La paleta de colores de los azulejos efecto mármol nos lleva hasta los negros intensos que transmiten fuerza y vigor. Propuestas como Venato Black, el Noir St. Laurent y el Sahara Noir cimentarán las bases de una sofisticada decoración Mid Century. El efecto dramático del negro permite una gran variedad de combinaciones con mobiliario en líneas sencillas y ángulos rectos en una combinación que es elegancia en estado puro. Incluso el estilo industrial años 70 con vigas de metal, ladrillos y tuberías a la vista encaja muy bien con estas baldosas efecto mármol que aportan brillo y dan sensación de movilidad y dinamismo.

Las posibilidades son tan variadas como el abanico de colores que proponen los azulejos imitación mármol de Roca. Porque hay vida más allá del blanco, atrévete a configurar tu espacio con nuevas tonalidades.