Consejos

Activa sin tocar todas las funcionalidades de tu espejo de baño con sensor

¿Te imaginas encender la luz y la placa antivaho sin necesidad de tocar nada?

Cómplice indiscutible en tu cuidado personal, el espejo de baño con sensor Prisma Confort incorpora un extra de protección a tu espacio de baño al evitar el contacto con las manos. Gracias a la tecnología touchless, puedes encender la luz LED superior e inferior y activar la placa antivaho con un sencillo gesto, sin necesidad de pulsar ningún botón ni dejar huellas en el cristal. Añade un plus de higiene a tus rutinas de aseo con el espejo que no necesita contacto.

La luz LED superior de este espejo con sensor de infrarrojo proporciona un reflejo homogéneo de la imagen, sin sombras ni brillos, para facilitar que aprecies bien cada detalle. Además, Prisma Confort añade otra luz ambiental inferior que se enciende al pasar la mano por debajo del marco.

Con un sensor específico para activar la placa antivaho, el espejo Prisma Confort elimina la molestia de tener que desempañarlo después de la ducha. Un sencillo gesto de la mano es suficiente para activar la función y evitar la acumulación de vapor condensado en el cristal.

En formato rectangular, el espejo de baño con sensor de Roca se adapta a diferentes espacios porque está disponible en siete medidas, desde los 600 mm hasta los 1300 mm de ancho. Un fino marco de aluminio, sin cables ni interruptores a la vista, completa el diseño minimalista de esta pieza touchless que aporta un alto valor estético y funcional.